martes 29 de noviembre de 2022    | Muy nuboso 25.1ºc | Merlo, San Luis

Actividad literaria

Ramón Ferro presenta en Librería Hexámetro "Los días del piano"

La actividad literaria será el miércoles 13 a las 19. Además, la artista Nora Pareja dejará inaugurada su obra.
lunes 11 de abril de 2022

En el período ventana de una enfermedad, el padre de Ramón Ferro rescató de su mente las melodías de una vida, la suya. A punto de morirse, el hombre se reencontró con algo más grande que sus épocas de pianista. En las dificultades de la pandemia y de la salud física, padre e hijo achicaron las distancias, en kilómetros y en años de ausencia, para darse una segunda oportunidad.

Como resultado de ese acercamiento nació el libro “Los días del piano”, texto autobiográfico que se presentará este miércoles 13 a las 19 en la librería Hexámetro (El Ciprés 180 – Villa de Merlo). “El libro es un acto de supervivencia en sí mismo, está escrito con las heridas y el corazón abierto”, dijo Ramón Ferro.

Con las fronteras cerradas, en pleno 2020, el escritor recibió un audio de WhatsApp de su hermana: su padre estaba complicado de salud. El neurólogo comenzó un viaje de 1.300 kilómetros, desde Merlo hasta Mar del Plata, para visitar al hombre con el que estaba distanciado desde hace 15 años.

 Estuvo dos semanas con su padre, quien había mejorado transitoriamente y se la pasaba en una habitación de su casa tocando el piano. “Fueron muy especiales esos días del piano y fue casi mágico cómo pudimos recuperar tantos años de estar alejados. Yo lo llevo en mi corazón a mi viejo y todos nos merecemos una segunda oportunidad, esta es la mía y funcionó”, reflexionó Ramón e invitó a sus lectores a que tomen la suya.

 Al regresar a San Luis, el escritor debió cumplir cuarentena en un hotel de Juana Koslay, donde a los pocos días comenzó a tener síntomas de COVID-19. En el mes que estuvo encerrado escribió las 280 páginas que integran a “Los días del piano” como un acto de resiliencia. Pasó un año hasta que lo volvió a abrir y, con la insistencia de sus familiares y amigos, decidió editarlo y publicarlo.

 “Hice un fuerte intento de mantenerme en la realidad porque, además, en agosto de 2020 superaba la ficción, el mundo estaba tan enrarecido y con la sensibilidad a flor a piel. En lo único en lo que me permití ser flexible es en que es imposible recordar los diálogos con precisión, uno rescata lo que tiene en la memoria, pero por supuesto que no es confiable en nadie”, detalló sobre su primera novela no ficcional

“La escritura que se dedica a contar historias es perfectamente compatible con la medicina que trata del arte de escuchar. Uno es el receptor de esas anécdotas tan ricas. No hay quien no tenga algo para contar, solo hay que estar atento”, reflexionó el médico alópata que al igual que su padre usa al arte como una terapia alternativa. (redacción  - el diario de la república)

 

Temas de esta nota

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Más noticias
Últimas noticias