miércoles 04 de agosto de 2021    | Algo de nubes 10.4ºc | Merlo, San Luis

Panorma electoral

Elecciones 2021:¿Qué puede pasar con el armado de las listas en Merlo y el departamento Junín?

lunes 21 de junio de 2021
Elecciones 2021:¿Qué puede pasar con el armado de las listas en Merlo y el departamento Junín?

En Villa de Merlo se renuevan cinco bancas de concejales: terminan sus mandatos por San Luis Unido, Matías Herrera, Ana Orlando y Marcela Grendene. Por el lado de la oposición, cumplen sus cuatro años, Gastón Fonseca y Jorge Donda, ambos alineados ahora con el denominado “adolfismo”.  En el departamento Junín cumplen sus mandatos, el peronista Ricardo Chaves, el radical de Santa Rosa, José Fará y la macrista, Mónica Domínguez.

UNA COMPETENCIA ELECTORAL COMPLICADA

Para el peronismo puntano el departamento Junín es todo un desafío electoral. Los tres municipios que acumulan el 90% del caudal electoral están en manos opositoras. En Villa de Merlo gobierna el radical, Juan Alvarez Pinto; en Santa Rosa del Conlara la también radical, Marta Ponce de Postiguillo y en Carpintería conduce el municipio, Gastón Herrera, que llegó a ese despacho por el MOVIPRO, pero lentamente se alejó de ese espacio.

Como por ley las listas legislativas provinciales deberán estar encabezadas por mujeres, en cada espacio miran hacia adentro, pero también para afuera, quien está en condiciones competitivas para la elección. En San Luis Unido (Cambiemos) parece número puesto que la actual concejal y presidenta del Concejo Deliberante, Ana María “Titina” Nicoletti encabece la lista por ese espacio. “Titina” ya fue por dos veces diputadas y tiene su propio volumen electoral.   Seguramente, al radicalismo merlino no le será sencillo el acuerdo departamental con Santa Rosa del Conlara y habrá que ver qué posición adopta el exintendente, Miguel Postiguillo y sus pretensiones. A la posible postulación de “Titina” como diputada provincial se suman los nombres del concejal, Leo Rodriguez y también se menciona al secretario de Deportes municipal, Sergio “Checho” Romero.

Ahora bien. De ser “Titina” candidata, esa postulación tiene su consecuencia directa sobre el armado de la lista de concejales. El intendente, Juan Alvarez Pinto, piensa en nombres que le sean fieles a su gestión y que pertenezcan a su riñón político. No sería descabellado pensar que la actual secretaria de Medio Ambiente, Marita Cuello, pueda ser primera candidata a concejal, seguida de Matías Herrera, que iría por un segundo mandato y se intercale en el tercer lugar un candidato o candidata que surja de alguna negociación interna.

Por el lado del peronismo la danza de nombre es inevitable, y como primera premisa para tener que saldar si habrá unida entre el “albertismo” y el “adolfismo”, o la competencia electoral será con ambos espacios enfrentados. Desde el oficialismo provincial hay si una certeza: promover nombres que garanticen la renovación dirigencial.  Se especula que algunas candidatas puedan surgir del sector de salud, en virtud de la buena aceptación que tiene en plan de vacunación en la provincia y cada localidad. La actual directora administrativa del hospital Madre Catalina, María José Acerenza, es una de las nombradas, pero no la única de esa área. También se menciona a la directora de la Casa del Poeta, Sol Uría.

A esos nombres se suma de manera natural el de la exintendenta, Gloria Petrino, cuya decisión de jugar o no jugar en la elección será puramente personal y familiar, tras haber superado un cuadro de salud muy complejo. A los nombres que se conocen, habrá que sumar otros que el oficialismo provincial observa con detenimiento y que, seguramente, serán sometidos a mediciones en los próximos días. Es que para ganar el departamento Junín el peronismo deberá garantizar unidad, renovación y candidatas y candidatos con proyección propia.

El vicegobernador, Eduardo Mones Ruiz, uno de las personas de confianza del gobernador, Alberto Rodríguez Saá, viene sosteniendo charlas políticas desde hace meses en el departamento Junín. Se sabe que mantuvo conversaciones con la mencionada Petrino y el exintendente, “Rody” Flores; y que también ha conversado con todos los actores políticos de Junín, más allá de la identificación partidaria. Su mirada y opinión tendrá peso a la hora de la confección de las listas, cuya composición variará si hay unidad o no.

En el “Adolfismo” ya han avisado que están dispuestos a competir en el departamento Junín con candidatos propios a concejales y legisladores, prescindiendo en la categoría para diputados nacionales. En ese sector quine busca la reelección es el concejal Gastón Fonseca, que forma parte de un grupo consolidado del peronismo merlino donde militan el exconcejal “Gareca” Amaya, Viviana Morán y María Rosa Miravet entre otros nombres. Tal vez la unidad que dicen buscar todos se termine por sellar en un gesto a nivel provincial, más que en charlas locales.

“Habrá sorpresa en las listas”, insisten desde el oficialismo provincial y mantienen algunos nombres bajo llave, pero si tendrían una figura femenina que buscarían convencer para encabezar la lista de concejales.

La duda que carcome a la dirigencia en general es cuánto de emocional habrá en el voto y cuánto de gestión, en función de los tiempos de pandemia que se atraviesan. Por lo pronto, a nivel nacional los principales líderes vienen patinando en sus declaraciones públicas de manera grosera. Primero fue el presidente Alberto Fernández, que tratando de congraciarse con el primer Ministro de España, Pedro Sánchez, confundió una cita del premio nobel de literatura, Octavio Paz, dicha encima por el poeta en tono de sarcasmo, con la letra de una canción de Litto Nebbia. Su derrape verbal fue motivo de rechazos de todo tipo. Pero a todo derrape político argentino siempre se le enfrenta un despiste peor. Y así fue cuando el expresidente, Mauricio Macri, calificó a la pandemia que ya se llevó 80 mil vidas en la Argentina como “una gripe un poco más grave”.

Lo de Fernández fue tosco, pero lo de Macri de una brutalidad imperdonable. La mesura en la política es una cualidad ausente desde hace mucho. Y en algún tiempo, que claramente no es este, deberá la dirigencia plantearse si tienen sentido las elecciones de medio término, en un país donde cada dos años los ciudadanos están llamados a votar. Pero llegar a un acuerdo de ese tipo es una utopía.  

 

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Más noticias
Últimas noticias