domingo 16 de junio de 2024    | Muy nuboso 10.7ºc | Merlo, San Luis

Sentencia unánime

Condenaron a perpetua al femicida de Laura Godoy

El fallo contra Cristian Alaniz fue unánime. Se conoció en la tarde de este martes, tras una jornada doble y con una sala de audiencias llena. El hecho ocurrió en el 2012, en Tilisarao.
miércoles 17 de mayo de 2023
Condenaron a perpetua al femicida de Laura Godoy
Un tribunal integrado por Sandra Elizabeth Piguillem, María Claudia Uccello y José Luis Flores declaró culpable y condenó a prisión perpetua a Cristian Alex Alaníz por el femicidio de Laura Godoy, ocurrido en julio de 2021 en la localidad de Tilisarao.
Un tribunal integrado por Sandra Elizabeth Piguillem, María Claudia Uccello y José Luis Flores declaró culpable y condenó a prisión perpetua a Cristian Alex Alaníz por el femicidio de Laura Godoy, ocurrido en julio de 2021 en la localidad de Tilisarao.

La Cámara del Crimen de Concarán se vio este martes llena de tensiones. Fue la última audiencia del debate contra Cristian “Toty” Alaniz, juzgado por el femicidio de Laura Godoy. De manera unánime, el tribunal lo condenó a prisión perpetua por “Homicidio agravado por el vínculo y por mediar violencia de género”. Los padres de la víctima, otros familiares y allegados celebraron el fallo con dolor.

Por la mañana habían declarado los últimos cuatro testigos: la madre del acusado, su empleador y dos compañeros de trabajo. Al final, quien dio su testimonio fue Alaniz. “Solo se victimizó. Reconoció que esa noche estuvo en la casa de Laura, que fue a buscar su ropa. Dijo que se fue de ahí como a las doce y media de la noche, y que llegó a su casa alrededor de las dos de la madrugada. Tuvo muchas inconsistencias en su declaración”, resumió una cuñada de Laura.

Tras la declaración del imputado, el tribunal dictó un cuarto intermedio para comenzar la etapa de alegatos. Mientras tanto, afuera del edificio un grupo de feministas autoconvocadas, al ritmo de bombos y cantos, exigían prisión perpetua. Al inicio de los alegatos tomaron la palabra el fiscal de Juicio Néstor Zudaire y la fiscal Débora Roy Gitto. Desarrollaron su teoría del caso y aseguraron que demostrarían con pruebas y pericias la existencia del hecho y la autoría de Alaniz. 

Recordaron que el 26 de julio de 2021 fue Jorge Godoy, padre de la víctima, quien halló el cuerpo de su hija en el baño de la vivienda de ella, adonde ingresó por la puerta trasera. Estaba con su nieta, hija de la víctima. A la escena llegaron policías de la Comisaría 23 de Tilisarao, la jueza Patricia Besso, el juez Jorge Pinto, personal del Departamento de Homicidios y un médico forense, quien estableció que Godoy murió por ahorcamiento.

La fiscalía destacó el testimonio de Milagros del Valle Quiroga, una vecina e íntima amiga de Laura. En mensajes por celular, planeaban juntarse para ir a la casa de un amigo. La víctima le dijo que iría, pero que debía esperar a “Marco”, que había quedado en ir a su casa. La fiscal Roy Gitto aclaró que el número que aportó Alaniz ante la Policía cuando fue arrestado estaba agendado en el teléfono de Godoy como “Marco”. Ese número de abonado pertenecía al de María Soledad Agüero, madre de Alaniz.

 La fiscalía resaltó que el imputado reconoció que estuvo en la casa de Godoy y que tanto su hija como sus familiares y amistades sabían que él la manipulaba, la controlaba, la celaba y la golpeaba. La madre de él, en cambio, le pedía que lo cuidara y que lo amara. “Capaz que con tu amor sane eso que lo hace mala persona”, decía uno de los textos.

Resaltaron los testimonios de amigas de Godoy, quienes refirieron que ella denunció a Alaniz a principios de julio de 2021, cuando él la golpeó en el patio de su casa e intentó ahorcarla con una manguera. Las testigos aseguraron que llegaron a ver las lesiones que su amiga tenía en el cuello y en la boca a causa de ese hecho. A raíz de eso, un juez de Familia le impuso una restricción de acercamiento.

 

Primas de la víctima declararon que les contó que cuando le planteaba separarse, él se autolesionaba y amenazaba con matarse. Zudaire dedicó parte de su alegato al informe del médico forense Walter Juárez, quien realizó la autopsia, y remarcó que durante su declaración aclaró que tuvo un error de tipeo en el informe de la necropsia: colocó que la hora de muerte fue a las 10 del 26 de julio de 2021, cuando en realidad quiso colocar 00:00.

PALIZA BRUTAL

 El funcionario judicial describió una paliza brutal y detalló las 11 lesiones en el cuerpo de Laura: una fractura de tabique; lesiones en sus labios; escoriaciones y hematomas en sus brazos, muñecas, codos, piernas, rodillas y tórax, y el surco que presentaba en su cuello, a causa de la compresión que sufrió con un cordón.

También expuso que el perfil psicológico y psiquiátrico determinó que el imputado es una persona impulsiva ante situaciones de estrés psíquico, que intenta mostrarse como una persona libre de conflictos y tranquila, y que oculta su personalidad.

Puntualizó que en el allanamiento realizado en casa de su madre secuestraron prendas de vestir y zapatillas que fueron captadas por cámaras de seguridad cercanas al domicilio de Godoy antes del hecho, y que registraron el paso del acusado por la zona entre las 23:15 y las 23:28 del 25 de julio. Además, en la parte trasera de la vivienda hallaron, escondido entre unos objetos, el celular de Laura.

Roy Gitto consideró que el acusado tuvo desprecio por la vida de Godoy y que escapó sin brindarle auxilio; Zudaire mencionó como agravantes las circunstancias del aprovechamiento de la nocturnidad para perpetrar el hecho y la extensión del daño causado a los familiares de la víctima. Como atenuantes, la falta de antecedentes.

Mario Mini, quien representa a la familia de Godoy, refirió que adhería a todo lo expuesto por la fiscalía y que consideraba redundante realizar su propio alegato. Luego, tomó la palabra el defensor Bautista Rivadera, quien calificó a la investigación como subjetiva, ineficaz, ineficiente y parcializada, y aseguró que Alaniz no estuvo en Tilisarao al momento del hecho. 

Sostuvo que todas las pruebas presentadas por la fiscalía fueron subjetivas, cuestionó la declaración del forense y dijo que su error se trató de una cuestión grave. Recordó que con mucha liviandad Juárez dijo que se había equivocado y que su retractación tuvo como fin acreditar la teoría de la fiscalía, un año y medio después de cometido el supuesto error, socavando su credibilidad.

Dijo que durante la autopsia también se hallaron restos de semen en el cuerpo de la víctima y que los mismos no fueron cotejados con Alaniz. Que esa prueba habría echado por tierra las sospechas contra él. También, que el imputado fue revisado por un forense y que este no halló ninguna lesión o indicio en sus manos que den cuenta que fue el autor de los golpes que presentaba Godoy.

Para la defensa, la víctima fue asesinada la mañana del 26 de julio y con base en eso está demostrado que Alaniz no fue el asesino, dado que en ese momento estaba trabajando en una cantera, como indicaron los testigos de la mañana.

NO ES UN FEMICIDA

El abogado opinó que el hecho de ser celoso o manipulador no lo convierte en un potencial asesino, en un femicida. Resaltó que ellos aportaron el patrón de desbloqueo del celular de Godoy y que gracias a eso pudieron peritarlo. Dijo que, de haber estado involucrado en el hecho, no tiene sentido que Alaniz lo haya hecho.

Describió que Godoy era una mujer de 32 años, “madre soltera y sumamente empoderada”, y que Alaniz tenía 21 años. “¿Creen que él la podía someter?”, se preguntó. También recordó que Laura había denunciado dos veces por violencia de género a Benjamín Denevi, su expareja, y que él ahora está preso por agredir a otra mujer. 

“El autor del crimen de Godoy está libre”, aseveró, sostuvo la inocencia de Alaniz y pidió su absolución por el beneficio de la duda. “Toty”, como lo apodan, se mostró indiferente todo el tiempo. Al oír el fallo, su madre, quien estaba sentada detrás suyo, le palmeó los hombros y le dijo que se mantuviera tranquilo. Él giró su cabeza y les pidió a los agentes del Servicio Penitenciario Provincial que lo sacaran de la sala. En ese momento, Graciela Martínez y Jorge Godoy, padres de la víctima, estallaron en llanto mientras que un hermano de Laura increpaba al acusado: “Asesino”, le gritó. A la salida del edificio, los familiares de la víctima se fundieron en un profundo abrazo cargado de emociones, mientras un grupo de feministas autoconvocadas aplaudían y gritaban: “Laura presente, ahora y siempre”.

(redacción - el diario de la República)

 

 

 

 

Temas de esta nota

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Más noticias
Últimas noticias