miércoles 22 de marzo de 2023    | Muy nuboso 19.5ºc | Merlo, San Luis

50 años

Unas 10 mil personas disfrutaron del cierre del Valle del Sol con Divididos

El cierre de las bodas de oro del Valle del Sol fue un verdadero éxito. La aplanadora del rock desembarcó por primera vez en la Villa de Merlo y dio un show memorable, ante un predio colmado de gente.
lunes 13 de febrero de 2023
Unas 10 mil personas disfrutaron del cierre del Valle del Sol con Divididos
Fotos: @MarshulaSE
Fotos: @MarshulaSE

El domingo, quinto y último día del Festival Valle del Sol, los shows empezaron bien temprano y los horarios de presentaciones se fueron cumpliendo al pie de la letra.  

Sobre el escenario Antonio Esteban Agüero desfilaron múltiples artistas locales y regionales como Mini Agüero, Herencia Gringa, Los Nudel, Patricia Díaz, Las voces de Merlo, Pepo y Paisano Brandan, Jessica Benavidez y La Clave Trío. Cada uno desplegó su talento en escena y compartió su repertorio popular.  

Una de las sorpresas de la grilla, infaltable dada la ocasión, fue Jorge Araujo. El ex baterista de Divididos y Gan Martell, radicado en la zona desde hace varios años, presentó algunas de sus canciones ante un público expectante que lo acompañó.

Cerca de las 22:30 se entregaron varias distinciones a algunos de los destacados del sábado y a quienes fueron autores del Himno del Festival, Uki Tolosa y del Himno a Merlo, Coco Altamirano. Posteriormente se entregó el Sol de Oro, el galardón del festival este año fue para: toda la comunidad.

DIVIDIDOS EN MERLO

Con todo el público ya centrado en el campo y las canciones coreadas por la gente reclamando por la banda, los minutos pasaron lentamente y la ansiedad fue aumentando.

Diez minutos después de las 23 sonó el Himno Nacional Argentino y finalmente aparecieron en el escenario Ricardo Mollo, Diego Arnedo y Catriel Ciavarella. La gente estalló.

La banda, una de las más grandes del rock nacional, arrancó con “Sobrio”, siguieron con “Casi estatua”, “Tanto anteojo”, “Alma de budín” y “Tengo”.

“Hay que mudarse acá, mis huesos me dicen mudate acá”, dijo Ricardo Mollo y agregó entre risas “en Buenos Aires me duele todo”. Los tres se mostraron muy contentos de estar en la Villa de Merlo por primera vez y ante un público que los recibió con alegría plena. Hubo merlinos, turistas y fanáticos de todas partes del país que viajaron especialmente para verlos.

Dieron un show potente, súper ajustado. Volaron pelucas por montones. En su primera presentación en Villa de Merlo dentro de sus 35 años de trayectoria, compartieron un repaso desde sus primeros álbumes hasta los más recientes. La luna asomando detrás de las sierras en mitad del show, dio un marco muy especial extra al momento que se vivió.

En el mix entre “Qué tal” y “La rubia tarada” subió Jorge Araujo a tocar la batería, tal como se esperaba para revivir viejos tiempos. Con Catriel desde la percusión mantuvieron un intercambio musical exquisito. Dos potencias.

Durante poco más de dos horas fueron tocando uno tras otro, temas que hicieron delirar a todos. En la lista no faltaron “Spaguetti del rock”, “El arriero”, “Salir a Comprar”, “Par mil”, “Amapola del 66”, “Sucio y desprolijo”, “Rasputin”, entre otras.

Al momento de los bises sonó “El 38” y la despedida fue pocos minutos antes de la 1:30 con “Ala delta”, con un Mollo que bajó del escenario para saludar a la gente. Fue un show memorable. “Esperamos que podamos volver”, dijo antes de irse.

Sin dudas este fue el broche de oro para una edición que quedará para siempre en la historia. Con una organización súper ajustada, un operativo de seguridad digno de un show de tal magnitud y un público que demostró que se puede compartir de un evento de estas características en familia y armonía.

No te pierdas la cobertura especial del Valle del Sol en nuestras historias destacadas de Instagram.

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Más noticias
Últimas noticias