jueves 09 de febrero de 2023    | Nubes dispersas 26.7ºc | Merlo, San Luis

Elecciones 2023: Análisis

Alberto Rodriguez Saá no quiere grieta en San Luis y alinea al oficialismo

El gobernador puntano se reunió con su par de Córdoba. Los une el discurso antigrieta y defender sus provincias del avance del centralismo porteño.
domingo 15 de enero de 2023
Alberto Rodriguez Saá no quiere grieta en San Luis y alinea al oficialismo
Alberto Rodriguez Saá junto a Juan Schiaretti gobernador de Córdoba. El viernes compartieron un asado y dejaron un mensaje político al peronismo.
Alberto Rodriguez Saá junto a Juan Schiaretti gobernador de Córdoba. El viernes compartieron un asado y dejaron un mensaje político al peronismo.

Lo hizo de nuevo. Una semana después y un viernes. El gobernador de San Luis, Alberto Rodríguez Saá, volvió a sorprender con sus movimientos políticos. El TEG de la política puntana y nacional un juego a su medida. El viernes pasado anunció quién sería el candidato a gobernador por el oficialismo. La nominación recayó en el exintendente de Tilisarao, Jorge “Gato” Fernández. Asombro entre el peronismo y partidos aliados. Desconcierto en la oposición que esperaba enfrentar el domingo 11 de junio a un candidato más tradicional o más familiar para el mundillo de la política. Este viernes 13 Rodríguez Saá hizo otra jugada concatenada con la anterior. Esta vez con repercusión nacional. Viajó a Córdoba y compartió un asado con el gobernador de esa provincia, Juan Schiaretti; dirigente que está empeñado en construir una tercera vía electoral anti grieta junto a gobernadores y ex gobernadores. La foto de Rodríguez Saá y Schiaretti no es ingenua. El gesto de acercamiento del gobernador puntano a Schiaretti le da potencia para que otros gobernadores se sumen al proyecto que quiere liderar Schiaretti basado en la anti grieta y la construcción de un espacio político federal. ¿Qué une además al gobernador cordobés y al puntano? La decisión de defender sus territorios políticos para frenar el avance del porteñismo y el AMBA en las elecciones provinciales. Cordobesismo por un lado. Puntanidad por otro. Territorios que irradian luz política propia y que pueden en los próximos días completar un nuevo núcleo peronista al cual se sumen La Pampa y Santa Fe, además de Entre Ríos y San Juan. Territorios apetecidos desde el centralismo porteño.

ALINEAMIENTO Y APERTURA

Los movimientos políticos de Alberto Rodríguez Saá en la vecina provincia de Córdoba promovió y garantizó a los puntanos que la grieta política y la confrontación no son parte del juego electoral en San Luis. Pero antes de ese encuentro, Rodríguez Saá durante la semana mantuvo reuniones en San Luis con dirigentes y funcionarios. Mensaje uno: alineamiento detrás de la candidatura del “Gato” Fernández, por un lado. Mensaje dos: Apertura del juego político partidario por otro. Armado territorial. Entretejido electoral. Rodríguez Saá abrió los casilleros para que se presenten candidatos a nivel local y departamental todos aquellos dirigentes que se sientan capaces de ocupar un cargo legislativo o ejecutivo. Desde intendentes, concejales, senadores o diputados provinciales. Ordenados y bajo el paragua electoral del lema del oficialismo. Es decir, todos sumarán al “Gato” Fernández. Y pesar del verano y cierto relajamiento, las reuniones políticas se han comenzado a activar. No es de extrañar que empiecen a circular potenciales nombres en las próximas semanas, conformando sublemas que se sumen al lema del oficialismo.

DESCONCIERTO

La sorpresa de la candidatura de Fernández no solo fue el oficialismo. La oposición también quedó desestabilizada. Esperaba competir con nombres más familiares. Los que siempre están. Pero eso no sucedió y por eso debió dar marcha atrás con la estrategia y recomponer el discurso. Además del armado electoral. Tanto desde el poggismo, macrismo y la UCR puntana se había criticado el sistema electoral de Ley de Lemas. Tal vez, en algunas voces había razonables argumentos para la crítica. Genuino convencimiento que no es el mejor sistema para votar. Vale. Es posible que se tenga razón ¿Por qué no? Ahora ese mismo convencimiento y espíritu “republicano”, -adjetivo que se apropió un sector político como los únicos que encarnan ese valor como si los demás ciudadanos no tuvieran capacidad de contribuir para organizar el Estado- se da contra un muro cuando la oposición en busca de sumar votos para su candidato a gobernador llama a sus filas a sectores libertarios, donde anidan dirigentes simpatizantes del bolsonarismo o trumpismo, que desconocen resultados electorales y hasta descreen de la democracia. Y no conformes con ello, asaltan los edificios públicos que representan los poderes constitucionales de un Estado. La contradicción política es flagrante y arrasadora: no me gusta la Ley de Lemas como sistema electoral, pero me junto con aquellos que no reconocen resultados electorales o bastardean a la democracia cuando pierden. La incoherencia política y el siseo de los dirigentes para ubicarse donde les conviene envenena el debate político. Hay que recordar que la Ley de Lemas aplicada en Uruguay sirvió para lograr la modernización del mapa electoral con el nacimiento del Frente Amplio y su participación en las elecciones de 1971. Hasta ese momento el mapa político uruguayo era monopolizado por los partidos Nacional y Colorado. Sin aquel sistema que permitió ingresar y gobernar al Frente Amplio no hubiera nunca llegado al poder como presidente un “Pepe” Mujica, aclamado en San Luis por toda la dirigencia.  

APATIA

Hay si, un comportamiento ciudadano generalizado que debe tener preocupado al conjunto de las fuerzas políticas. No se puede minimizar. No se puede soslayar. A casi cuarenta años del regreso de la democracia existe un sentimiento de indiferencia hacia la política por parte de la gente. No se trata de un sentimiento de rencor hacia los políticos. Es de apatía, prima hermana del olvido y de ignorar a las personas. Esos sentimientos son los que debe romper la política para revalorizar la democracia. ¿Cuánto hace que los partidos o frentes o coaliciones no eligen libremente los candidatos? Se ha privilegiado la rosca política. Los acuerdos a puertas cerradas.  La ley de Lemas podrá ser imperfecta sí, pero al menos ofrece las chances que se pueden dirimir situaciones internas en las urnas. Hay dirigentes que en la rosca política siempre terminan primeros, pero que en una asamblea o votación libre su desempeño sería otro. San Luis enfila hacia la anti grieta. Puede pasar que la elección del 11 de junio quede planteada entre San Luis y su puntanidad de un lado, y el centralismo porteño por otro.

 

 

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Más noticias
Últimas noticias