lunes 03 de octubre de 2022    | Muy nuboso 24.1ºc | Merlo, San Luis

El adiós a circuitos abiertos

A 35 años del accidentado paso del TC por Potrero de los Funes

En 1987, Potrero de los Funes volvía a tener Turismo Carretera, lo que no se daba desde 1978. Pero la vuelta no fue de la manera esperada. Ese fin de semana diversos golpes opacaron aquella jornada. Se accidentaron, entre ellos, Juan Antonio De Benedictis y Jorge Oyhanart. Hubo un espectador muerto y 8 heridos.
domingo 14 de agosto de 2022
A 35 años del accidentado paso del TC por Potrero de los Funes
Carrera accidentada. La temporada 1987 de TC tuvo la particularidad que Potrero de los Funes volvió al calendario después de muchos años. (Foto: Revista El Gráfico)
Carrera accidentada. La temporada 1987 de TC tuvo la particularidad que Potrero de los Funes volvió al calendario después de muchos años. (Foto: Revista El Gráfico)

La temporada 1987 de Turismo Carretera tuvo la particularidad que Potrero de los Funes volvió al calendario después de muchos años. El exigente circuito de la provincia de San Luis volvía a recibir al TC. Sin embargo, ese fin de semana de agosto quedó en el recuerdo por los diversos accidentes que se vivieron, entre los cuales estuvieron involucrados Guillermo Rodríguez, Rubén Roux, Aurelio Martínez, Jorge Oyhanart, Juan Antonio De Benedictis y Julio Colabello.

La competencia final se detuvo transcurridas dos vueltas, a raíz del fuerte golpe protagonizado por la Dodge de Julio Colabello. Roberto Mouras fue el ganador, superando a Oscar Castellano y a Osvaldo Morresi.

Desde ese entonces tuvieron que pasar 10 años y, finalmente por seguridad, se dejaron los circuitos semipermanentes. La despedida fue en Santa Teresita ante una multitud.

Tras la pérdida del Pato Morresi (27/03/1994) en aquella temporada, la Asociación Corredores Turismo Carretera (ACTC) aceleró el final de las competencias en circuitos abiertos.

En 1997 la carrera en la Costa Atlántica tuvo dos semanas de postergación por una fuerte lluvia y el fin de semana de carrera se disputaron tres series a cinco vueltas (47,2 kilómetros) y una final a 12 giros (113,4 kilómetros). Ford dominó en las baterías y sus ganadores fueron Roberto Urretavizcaya, Omar Martínez y Eduardo “Lalo” Ramos.

Antes de la final los fotógrafos levantaron sus cámaras y con una bandera rindieron homenaje a su colega José Luis Cabezas, quien fue asesinado 23 días antes en Pinamar. Fue un minuto de silencio y un momento muy emotivo previo al arranque de la carrera.

En las competencias en ruta no había clasificación y el orden de partida era por ranking. Se largaban de a dos y cada diez segundos. Ganaba el que mejor tiempo tenía, que podía cruzar primero la meta o no. Eran posibles los mano a mano entre dos pilotos, pero la clave del triunfo era ser el más veloz en la sumatoria de tiempos. Algo similar pasa en el rally.

Urretavizcaya dominó la competencia, pero exigió mucho su Falcon hasta que se le rompió el neumático delantero derecho y cedió el liderazgo a Lalo Ramos que controló las acciones y pudo llevarse el triunfo que quedó en la historia por ser el día que el TC le dijo adiós a la ruta.

 

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Más noticias
Últimas noticias