martes 19 de octubre de 2021    | Cielo claro 13.4ºc | Merlo, San Luis

Literatura

Llega “Los Cazadores”, la nueva novela de Lucila Varise

miércoles 16 de junio de 2021
Llega “Los Cazadores”, la nueva novela de Lucila Varise

Los cazadores es una novela que combina diferentes líneas y tiempos narrativos tejiendo un drama familiar trágico, cuyas raíces se remontan a generaciones pasadas. Tomas, Nicolás y Ramiro son tres hermanos de una familia adinerada y tradicional típica de San Isidro donde las apariencias lo son todos. Van a un colegio privado. El padre, Matías, trabaja en una empresa y Julieta, la madre, se dedica a sociabilizar con la alta sociedad de San Isidro y hacer cursos de yoga y meditación.

Tomás (17 años)  es el hermano mayor, adicto a los tranquilizantes, jugador de rugby y el más carismático de los tres. Sufre de ansiedad y ataques de pánico.

Nicolás (16)  es el más callado, no es un buen atleta, en vez de jugar al rugby saca fotos. Esto lo hace sentirse un cero al lado de sus hermanos.

Ramiro (14) es estrella de rugby, capitán de su equipo, carismático y amiguero, sufrió un accidente de en un partido que lo dejó con la pierna enyesada. Ahora sufre de depresión pero nadie en la familia parece notarlo.

Sam, es el perro Bretón de caza de la familia y compañero de Tomas.

Beto, el abuelo muerto con un oscuro pasado, su figura de cazador con el sombrero y el rifle atormentan a Tomás.

Lautaro, el tonto del campo, es un adulto con mentalidad de niño que anda con campera de cazador y ropa de los chicos, que su mamá le regala en secreto.

Alex, un personaje de identidad sexual que no se define en el libro, parece ser una adolescente a la cual le gusta vestirse de varón, es una psicópata y la líder del grupo de amigos de Tomas. Tomas esta secretamente enamorado de ella. Ejerce un magnetismo especial sobre todos. Tiene una lista donde escribe las “asignaciones”: nombres de los chicos del colegio a los que elige para hacerles bromas pesadas.

La historia comienza con la familia de Tomas huyen al campo en invierno después de la muerte de un compañero de clases de él, provocada por Alex y su grupo, pero por la cual culparon a Lautaro, el tonto del campo.

 

PROLOGO

Leí Los cazadores esperando encontrarme algo atrapante y tenebroso. Pero al pasar tan solo un par de páginas comprendí que esta novela era mucho más. Algo superador en todos los aspectos. Lucila nos ofrece un thriller psicológico perturbador, cruento y totalmente adictivo. En Los cazadores prima la acción, y a la vez hay un minucioso y profundo desarrollo de los personajes. En el ir y venir del pasado a la actualidad, Lucila teje un drama familiar, cuyas raíces trágicas se remontan por generaciones.

La sensación del rompecabezas incompleto me abrumó y a su vez me indujo a seguir leyendo casi de modo obstinado, con terror a que al final faltara alguna pieza. (No, no falta ninguna). Necesitaba saber todo sobre ese abril que cambió la vida de los tres hermanos para siempre, y a su vez quería volver al presente y descubrir qué ocurriría en el presente, cómo lograrían sobrevivir. Los personajes son siniestros, oscuros, complejos. Y te invade la sensación constante de que conocés tan solo la punta del iceberg, tan solo una parte de cada uno, que todavía no te sumergiste en sus profundidades. ¿Qué tan hondo va a ser?, me pregunté durante todo el libro. Cada capítulo me convencía de que más de lo que pensaba.

Los Cazadores ofrece una mirada cruda y sincera acerca de lo que es ser adolecente en la sociedad de clase alta de hoy, con sus mandatos familiares, la presión de los pares, las apariencias. La inseguridad, la incertidumbre y la volatilidad de la adolescencia, concentrada en el entorno de un exclusivo colegio, es el contexto ideal para esta historia de coerción y tradición. Una sociedad donde la violencia, la masculinidad y el poder siguen rigiendo y sofocando tanto a los jóvenes como a los adultos. En una familia rica que parece perfecta, pronto vemos que debajo de la superficie no es más que una familia rota, consumida por un exceso de materialismo y perfeccionismo. Esta rígida exigencia por mantener las apariencias termina dejando a cada integrante aislado, solo, y con un vacío y un dolor tan profundo que ahoga a cada uno de sus miembros.

Lucila nos acerca un libro que toca temas actuales como el bullying, la violencia latente, la popularidad y el poder de las clases sociales más altas, el contraste social entre la ciudad y el pueblo, la depresión adolescente, la desconexión y la soledad, y la necesidad de pertenecer a toda costa, sin importar lo lejos que se deba llegar para lograrlo.

Sol Iannaci

Temas de esta nota

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Más noticias
Últimas noticias