domingo 16 de mayo de 2021    | Nubes 13.9ºc | Merlo, San Luis

Hecho histórico

Aquel llamado urgente y misterioso de Alfonsín a Villa de Merlo

jueves 15 de abril de 2021
Aquel llamado urgente y misterioso de Alfonsín a Villa de Merlo

El secreto mejor guardado. Aquel proyecto alfonsinista de trasladar la Capital Federal al sur es narrado con detalles inéditos por Gonzalo Alvarez Guerrero, en su novela “Viedma”. Gonzalo fue testigo privilegiado de aquellos días: era el hijo de quien fuera gobernador de Río Negro, Osvaldo Alvarez Guerrero, en el momento en el que el presidente, Raúl Alfonsin planeaba trasladar la Capital a Viedma. Pero, ¿cómo se relaciona ese proyecto con Villa de Merlo? El propio Gonzalo lo cuenta en su libro y lo amplia ante una consulta de infomerlo.com.

El 17 de enero de 1986, Margarita Ronco, la secretaria del entonces Presidente de la Nación, Ricardo Alfonsín, logró ubicar al gobernador de Río Negro, Osvaldo Alvarez Guerrero, que estaba de vacaciones. No fue una tarea fácil. Guerrero había salido a descansar fuera de su provincia en plan familiar. Habían llegado a Villa de Merlo unos días antes y se alojaron en una posada que Gonzalo recuerda como un lugar “bastante lindo”, ubicada "a la vera de un arroyo". En su libro la denomina “La Soñada”, aunque no está muy seguro de ese nombre.

Tras ubicar a Guerrero, el gobernador atendió desde su cuarto el urgente y misterioso llamado del presidente, Raúl Alfonsín. “Flaco, sé que estás de vacaciones, pero necesito que te vuelvas a Viedma. Pasado mañana estoy ahí. Es algo muy importante. Y quiero que mantengas en secreto el viaje”, le dijo Alfonsin.

Gonzalo, en ese entonces un adolescente de unos 17 años, recuerda: “hicimos las valijas y regresamos un par de días antes de que terminara la estadía. La última noche, llovió muchísimo y hubo una crecida en el arroyo, con una tormenta de novela”. Gonzalo, junto a su padre y su madre, armaron rápido las valijas. Gonzalo protestó porque en esos días le había encontrado el encanto a Villa de Merlo: la tarde anterior unos mellizos mendocinos le habían enseñado a jugar al billar. Regresaron en el Peugeot 504 blanco. Dos días después, Alfonsín desembarcaba en secreto en Río Negro y en una cena privada con el gobernador, el presidente le contó su idea: la de trasladar la Capital a Viedma. De ese encuentro se cumplen 35 años.

IRONIA

"Es muy posible que muchos de los rionegrinos recuerden al primer mandatario de la recuperación democrática, el abogado radical de Bariloche, Osvaldo Álvarez Guerrero. Tal vez, la gran mayoría tenga en mente que hace treinta y cinco años su capital, Viedma, estuvo cerca de ser la capital de la República Argentina. Quizás los memoriosos recuerden que esa tierra la pisó Juan Pablo II y el Presidente de Brasil José Sarney. Un hijo de la provincia patagónica puede refrescarle la memoria a los olvidadizos y hacerlos disfrutar de ´Viedma` (Reservoir Books) una novela de iniciación que marca el ingreso a la ficción de un periodista que hasta ahora había publicados dos libros de investigación, El Coti, junto a Darío Gallo y Máxima, una historia real con Soledad Ferrari.

Se trata de Gonzalo Alvarez Guerrero, el hijo de aquel Gobernador al que un día le cayó en su casa y de sorpresa el Presidente Raúl Alfonsín para decirle que Viedma iba a ser la capital de Argentina. Con un poder de descripción y de ironía que recuerda los textos de Osvaldo Soriano ambientados en la Patagonia", señala al autor.

-Hay un fragmento de la novela en que se narra ese viaje. ¿Es real?

Eso es real. Se quedó a dormir en mi casa el Presidente que en ese momento era muy poderoso. No tenía mucha conciencia en el momento. Ahora para el libro descubrí fotos en el living de mi casa en donde está el Presidente de Brasil Sarney, que fue uno de los principales apoyos de Alfonsín porque Viedma se basó mucho en el proyecto Brasilia. Yo ni me acordaba que había estado Sarney en mi casa. El Papa fue a Viedma y la gente ni se acuerda. Juan Pablo II fue a Viedma a bendecir la Capital. Perdí esa conciencia pero por alguna razón, tal vez cuándo mi padre murió, me empezaron a aparecer esos recuerdos. Empecé a recordar mi infancia y adolescencia en Viedma y ahí empezó esta historia.

 

Temas de esta nota

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Más noticias
Últimas noticias