domingo 17 de enero de 2021    | Cielo claro 27.2ºc | Merlo, San Luis
Covid - 19 en San Luis: este sábado se reportaron 103 nuevos casos positivos, 7 de ellos en Villa de Merlo

Verano 2021

Merlo es un destino ideal para descansar y recrearse

martes 12 de enero de 2021
Merlo es un destino ideal para descansar y recrearse

El momento para deleitar la vista se puede elegir, pero esa postal irrepetible -de horizonte amplio y siempre colorida- debería compartirse: cuando el sol empieza a encender el día a espaldas de la serranía de Comechingones, a la hora del crepúsculo -que tiñe de ocres y rojos intensos el valle de Conlara y los vuelos entrecruzados de parapentes y cóndores- o incluso por la noche, el momento indicado para alzar los ojos y quedar demudados ante el espectáculo de estrellas y constelaciones que dispensa el cielo. Villa de Merlo conserva el encanto natural que inspiró las mejores creaciones de Antonio Esteban Agüero, a tal punto que el hijo pródigo de este sugerente rincón de San Luis se transformó en el poeta más célebre de la tierra puntana.

El legado del autor de “Cantata del abuelo algarrobo” y los cimientos de buena parte de la identidad merlina se conservan en la casa natal de Agüero, reconvertida en museo en 2016. La visita a esa construcción de piedra recubierta de tejas -típica de principios del siglo XX-, levantada junto a un ejemplar de algarrobo blanco de 1.200 años al que el poeta mayor bautizó “Padre y señor del bosque, abuelo de barbas vegetales”, se transformó en uno de los paseos tradicionales de la localidad serrana.

El nuevo mojón del circuito histórico y cultural completa el itinerario del recorrido por el centro histórico, que despega en la plaza Marqués de Sobremonte y se ramifica hasta la capilla Nuestra Señora del Rosario (una reliquia del siglo XVIII), el museo que rescata la obra del escultor y orfebre Jorge Kurteff, el reloj de sol “El ojo del tiempo” -esculpido por Pérez Celis- y el Monasterio de Belén.

Pero es imposible concebir Merlo disociado del cordón serrano que lo abraza por el este, el manojo de arroyos que desciende en cascadas hasta desparramar su carga de agua fresca y cristalina en los bordes del casco urbano o el penetrante aroma de las hierbas serranas.

Después de dejarse llevar por las infinitas bellezas de Merlo se puede optar por reponer energías en el Mirador del Filo -un privilegiado balcón posado a 2.150 metros sobre el nivel del mar-, donde el horizonte se ensancha hasta el infinito y águilas moras arrastran las miradas con sus alas desplegadas, hasta acomodarse en una corriente de aire ascendente y salir súbitamente disparadas en dirección a los cerros.

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Más noticias
Últimas noticias