jueves 22 de octubre de 2020    | Nubes 25ºc | Merlo, San Luis

Traslasierra

A dos años de la desaparición de Delia, el caso sólo sumó preguntas y más dudas

viernes 18 de septiembre de 2020
A dos años de la desaparición de Delia, el caso sólo sumó preguntas y más dudas

“Me siento muy dolorida, ando todos los días echando lágrimas, quiero justicia y verdad, quiero saber qué pasó con mi hija, saber ahorita si está muerta o está viva”, dice Modesta Polijo (39), la madre de Delia Gerónimo Polijo, la adolescente que desapareció hace dos años cuando volvía del colegio, en La Paz, el pequeño pueblo del sur de Traslasierra. Y agrega, con una mirada que guarda un dolor que duele: “Vamos a seguir adelante, desde acá hasta Mina Clavero tenemos mucha gente que nos apoya, vamos a seguir, ya no vamos a estar así…”.

La investigación de la causa no espera demasiados resultados, después de que se ha hecho “todo” por saber de esta joven que tenía 14 años cuando fue vista por última vez, según la Justicia. Por eso, la esperanza de Modesta responde más a un sentir de madre que a una expectativa racional que aguarda respuestas.

La fiscal de la causa desde julio de 2019, Lucrecia Zambrana, confirmó ayer que la búsqueda sigue, pero con los condicionamientos que impuso la pandemia. “Lo último que se hizo recientemente, con bomberos y personal especializado, fueron nuevas prospecciones en dos pozos balde, pero con resultados negativos” dijo la funcionaria. Además, recordó que se encuentran pendientes procedimientos programados con el Sistema Federal de Búsqueda de Personas Desaparecidas (Sifebu).

Todo lo atraviesa la pandemia. Incluso, la aparición de casos de Covid- 19 en La Paz hizo que se suspendiera una nueva marcha pidiendo por Delia, que estaba programada para esta tarde.

Hace tiempo ya que el abogado de la familia, Carlos Nayi, consideró remotas las esperanzas de encontrar a Delia con vida.

Misterio

Aquel martes 18 de hace dos años, Delia salió antes de la escuela situada en el centro del pueblo, porque los festejos estudiantiles hicieron que la jornada terminara antes. La cámara de seguridad de la estación de servicio registró su paso cinco cuadras más “abajo” del colegio. Otra cámara particular la registró corriendo. Varios vecinos la vieron saliendo del pueblo, y luego en la curva del hipódromo, unos 500 metros antes de su casa, ya en plena zona rural.

En ese lugar, cerca también de la casa del principal sospechoso, la Policía encontró una pulsera que llevaba, unos aritos sin uso que había comprado el día anterior, y una “colita” para el pelo.

Aquella jornada empezó una búsqueda de una intensidad inédita en Traslasierra, con el trabajo notorio de policías, bomberos, canes especializados, helicópteros, rodados, detectives, videntes y más. Ninguna respuesta llevó a Delia.

Las semanas pasaron mientras la angustia y la impotencia invadía a la mayoría. Llegaron apoyos del Consulado de Bolivia, una recompensa de medio millón de pesos ofrecida por el Gobierno provincial y por el nacional a quien aportara datos.

(Fuente y foto: La Voz)

 

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Más noticias
Ultimas noticias