A cinco años del trágico incendio en las sierras de los Comechingones
Incendio
A cinco años del fatal incendio
Villa de Merlo

A cinco años del trágico incendio en las sierras de los Comechingones

Un día como hoy hace cinco años comenzaba el fuego que arrasó con 907 hectáreas y se llevó la vida de dos vecinos de Merlo. Las familias siguen pidiendo justicia.
04/09/2018

Hace cinco años que alrededor de las 18:30 comenzaban las llamas en lo más alto del barrio Los Nogales. El fuego comenzó ese miércoles y las llamas se mantuvieron incontrolables hasta el viernes 7. La sequía y el viento ayudaron a su avance que afectó parte de Los Nogales, el Chumamaya, Rincón del Este y el Pantanillo.

Hubo familias evacuadas y al menos unas 100 viviendas que fueron amenazadas. Hubo dotaciones de bomberos de toda la provincia de San Luis y de Córdoba combatiendo el fuego con mochilas de agua y chicotes. Fueron cinco los aviones hidrantes que trabajaron. Hicieron 80 disparos con un total de 250 mil litros de agua.

PERDIDA IRREPARABLE

El segundo día del incendio fue uno de los peores. Las llamas estaban incontrolables. Ese día Mario Mercau (46 años) y Darío Váez (34 años) subieron por Rincón del Este preocupados por sus animales. El fuego los alcanzó y sufrieron gravísimas quemaduras. Fueron trasladados a San Luis. El 7 de septiembre murió Mario y el 8 Darío. Dejando una herida latente en los corazones merlinos.  En San Luis declararon emergencia por los incendios y ofrecieron una recompensa de 50 mil peros para hallar a los culpables. A cinco años de esta tragedia el caso aún no se logró resolver. Las familias continúan su pedido de justicia.

LAS HORAS MÁS OSCURAS

La crónica de aquel miércoles 4 de septiembre de 2013 indica que se recibió un alerta de un incendio en la zona alta del barrio Los Nogales. Eran cerca de las 18.30 cuando bomberos del cuartel de Villa de Merlo, personal municipal y policial comenzaron a subir al lugar del siniestro. A la distancia se podía observar la herida de fuego en las sierras.  

Varias dotaciones combatieron las llamas que trepaban por la combustión de los pastizales secos. Nada hacía prever que ese incendio podía derivar en un siniestro de mayor magnitud. Hacia la medianoche el fuego parecía controlado. Testimonios de aquel día señalaban que las llamas estaban bajo control y que el fuego se había sofocado. 

Sin embargo, horas después todo cambio. En la madrugada, alrededor de las 4, del jueves 5 de septiembre el fuego se reinició y con el correr de las horas se volvió incontrolable. Nada sería igual. Después el diablo terminó de meter la cola. La fatalidad dejó de mirar hacia otro lado; las condiciones climáticas se volvieron nocivas, los vientos parecían envenenados y el destino que siempre juega con una carta marcada hizo lo suyo. Ese jueves 5 de septiembre de 2013, fue un mal día y una peor noche. El incendio avanzó sin control. Fueron horas de incertidumbre, dolor y tristeza.

Por la tarde noche se conoció que los vecinos Mario Mercau y Darío Váez, amigos de toda la vida; merlinos de toda la vida, habían subido hacia el sector de la cruz para poner a salvo sus animales. Los dos quedaron atrapados por el fuego. Sufrieron gravísimas heridas y quemaduras en casi todo el cuerpo. 

Cuando se logró el rescate de ambos fueron derivados hacia San Luis. Mario Mercau murió el 7 de septiembre, su amigo Darío Vaéz, unas horas después el 8 de septiembre. Para ese entonces el incendio había sido controlado. Las autoridades municipales, policiales, del cuartel de bomberos, San Luis Solidario, Ejército y del Plan Nacional del manejo del Fuego dieron una conferencia de prensa en el Campin Municipal, donde se había montado el Centro de Operaciones. Todos coincidieron en que detrás de origen del fuego “estaba la mano del hombre”. Nunca se pudo hallar a los culpables del siniestro.

Copyright Infomerlo.com 2019.   Infomerlo.com es marca registrada, protegida por ley ®. Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas.